Alejandra Medina

Estudiante de Comunicación Social y Periodismo

Universidad Central

 

Bajo el cielo de un país de valientes y soñadores, nace en Aguadas (Caldas), Javier Ocampo López, hombre de arraigos más boyacenses que caldenses, porque un personaje que ama la historia como él, asegura que se queda dónde nace, se forma y se constituye el devenir de Colombia.

Cinco décadas en la noble Tunja, han rendido los frutos de quince libros de folclor, identidad, cultura e historia de este distinguido docente, músico  y escritor, quien actualmente ocupa la dirección de la Academia de Historia de Boyacá.

Esta institución, ha llevado fielmente el registro cronológico, de cada uno de los 123 municipios que conforman el departamento cuna de la libertad, dando a conocer de forma detallada a las nuevas generaciones los aspectos históricos que hacen parte de nuestra idiosincrasia y el legado de nuestros antepasados.

La grandeza de Boyacá  ha sido llamada relicario de la patria, pues este da aportes a Colombia desde los indígenas, la cultura chibcha (muisca) propia de nuestra región, así como el zaque de Tunja, quien llegó  a ser el gran emperador, para convertir el departamento en un imperio antes de la llegada de los españoles, aspectos importantes que enmarcan las memorias de nuestra nación.

Tunja fue la que le dio el sentido patriota  a la independencia, fue la capital de las provincias unidas en el mandato del presidente Camilo Torres, donde nuestro departamento se convirtió en el escenario principal de grandes acontecimientos de la historia como lo fueron la Batalla del Puente de Boyacá y la guerra civil.

“La predicción de nuestro departamento para el siglo XXII es muy importante, pues se habla de una expansión de provincias; es decir, Tunja se comenzará a unir con los municipios aledaños, para conformar una gran ciudad, la economía  de este verde departamento se incrementará con la explotación de sus grandes riquezas minerales, pues contamos con el  mejor carbón del mundo, el hierro y las esmeraldas” comenta Javier Ocampo.

Los hijos ilustres de esta tierra, innumerables artistas, políticos, empresarios, deportistas, y más, han dejado en alto el estandarte nacional y han llenado de gloria y reconocimientos al país y el mundo, esto sin mencionar a los 14 Presidentes Republicanos nacidos en nuestro departamento.

El progreso industrial de Boyacá será tan grande, asegura el doctor Ocampo, que Tunja será la ciudad subsede de Bogotá, donde los grandes empresarios convertirán  nuestro territorio en un emporio fabril para la grandeza del país.

Esto es Boyacá, gente, amor, patria e independencia donde en cada uno de los municipios que conforman nuestra bella e ilustre cuna de la libertad  se forjarán miles y  miles de sucesos para seguir consolidando la Academia de Historia de Boyacá.