Óscar Ramírez tendrá en sus manos los destinos de la universidad pública durante los próximos cuatro años y asegura que habrá cambios que mejorarán las condiciones no solo de estudiantes sino también de trabajadores.

En entrevista con Boyacá Noticias el rector electo de la Uptc se mostró complacido por el acuerdo al que llegaron los líderes estudiantiles con el Gobierno nacional frente a la destinación de recursos, y aseguró que aunque el reto es grande es un buen comienzo.

“Todas las universidades del país tienen un déficit y la Uptc lo ha venido asumiendo con la creación de unos cargos provisionales tanto a nivel de docencia como en la parte administrativa, es decir que hay quienes ganan mucho menos que quienes están de planta, pese a realizar el mismo trabajo”, dijo el Rector, quien explicó que bajo su dirección una de las primeras apuestas tendrá que ver con empezar a cerrar esa brecha.

El Rector electo señaló que recibe una universidad que se ha administrado de manera responsable, que se ha mantenido en niveles altos en materia académica frente a las demás universidades del país y que su pretensión ahora es mantener su calidad.

Aseguró además que junto al cuerpo administrativo que lo acompañará ya trabajan en la recomposición de un calendario académico que les permita a los estudiantes concluir el semestre que no alcanzaron a terminar y los otros dos semestres del 2019.

“Hay que llegar a un consenso con estudiantes y profesores, porque habrá que hacer algunas modificaciones en el calendario de vacaciones o en el calendario de la planeación no presencial, pero eso será motivo de charlas”, dijo Ramírez.

El rector señaló que después de las protestas de los estudiantes ya ha habido acercamientos y espera, si es posible, que una vez lleguen los docentes de vacaciones, se puedan iniciar las clases.