Ya iniciaron las obras de construcción del nuevo Hospital Regional de Miraflores que durante años habían estado esperando los cerca de 40 mil usuarios de la provincia de Lengupá. Casi 13 mil millones serán invertidos en la obra.

La luz verde para la ejecución del contrato firmado con el consorcio Prohospitales para la construcción de esta obra que tardó casi una década la dio finalmente el Gobierno de Boyacá, el Fondo de Adaptación y el Ministerio de Salud y Protección Social.

“Llevamos por lo menos 10 años de retraso para reemplazar el viejo hospital que hoy presenta problemas estructurales y lo más importante que debemos decir, es que el Gobierno lideró esta iniciativa porque está comprometido en mejorar la red de hospitalaria del departamento”, dijo el Gobernador Carlos Amaya.

En la obra se invertirán $12.955 millones, de los cuales la Gobernación de Boyacá aportó $2.965 millones, mientras que el Fondo de Adaptación aportó $ 4.990 millones y el Ministerio de Salud,  $5.000 millones.

De esos 15 mil millones de pesos, $13 mil millones serán para la obra y lo que reste se invertirá en dotación biomédica para el hospital que se espera esté terminado en 15 meses.

El Fondo de Adaptación será el encargado de administrar los recursos y estar al tanto de los avances e informes, ejecución de pagos e interventoría directa del proyecto. Los trabajadores del Hospital Regional de Miraflores se mostraron satisfechos con la noticia del inicio de obras, pues la sede actual se encuentra en un estado deplorable.