Este fin de semana el Gobierno parroquial de Alangasí, en Quito, realizó el trueque de 1.200 canastos por material reciclable, siguiendo el ejemplo del Gobierno de Boyacá.

El presidente de la Comisión de Turismo de Alangasí, Henry Quimbiulco aseguró que conocieron de la campaña liderada por el Gobierno departamental en cabeza del gobernador Carlos Andrés Amaya a través de redes sociales, y decidieron replicar la iniciativa.

“Lo bueno siempre se copia y por eso lo aplicamos en mi tierra, acogimos la iniciativa del Gobernador y la adaptamos a nuestras necesidades”, mencionó el presidente de la Comisión de Turismo.

Así pues, con residuos plásticos en mano llegaron cientos de habitantes de diversas regiones del hermano país ecuatoriano para hacer el trueque por canastos elaborados por los artesanos de  Alangasí.

Allí son más de 200 personas las que trabajan el carrizo, una especie de caña con la que construyen canastos, lámparas y demás accesorios que luego venden, una actividad que hace parte de su identidad y que ahora adquiere realce con la campaña Más fibra, menos plástico.

 “La mayoría de nuestros artesanos son adultos mayores, tienen más de 70 años y con la campaña pudieron dar a conocer su trabajo”, señaló Henry Quimbiulco.

El presidente de la Comisión de Turismo de Alangasí invitó al Gobernador de Boyacá Carlos Andrés Amaya a realizar un intercambio cultural para enseñarles a los artesanos de esa zona las técnicas usadas en Boyacá, y aprender de ellos su maestría.

Qimbiulco resaltó la campaña que contribuye al cuidado del medio ambiente y dice que será replicada en otros lugares de Ecuador que se interesaron por la propuesta.

“La iniciativa que el Gobernador ha emprendido es para copiarla en todo Latinoamérica, gracias por el apoyo al medio ambiente, esta iniciativa va a extenderse”, concluyó el Presidente.